Historia

Nuestra Historia

La Universidad Latinoamericana de Comercio Exterior (ULACEX) surge como un Proyecto Educativo Nivel Superior Universitario, orientado a brindar a través del servicio educativo de alta calidad, su aporte al Plan de Desarrollo Nacional. A partir del año 2000, inicia sus labores con una oferta académica integrada por cinco carreras de diferentes áreas del conocimiento orientadas a obtener títulos en el nivel técnico, de licenciaturas o de ingenierías, en las siguientes especialidades: Comercio Internacional y Derecho, Administración de Empresa, Administración Aduanera, Administración del Negocio Naviero, Turismo y Administración Hotelera, Administración Bancaria y Financiera con énfasis en Comercio Exterior e Ingeniería en Sistemas Computacionales e Informática, que en cumplimiento de la Ley fueron aprobadas por el Consejo Académico de la Universidad de Panamá. Nuevos programas estructurados sobre la base de un currículo que integra lo internacional e interuniversitario, fueron sumándose para brindar oportunidades de estudios a los panameños y panameñas y de participación junto a los profesionales que, uniendo esfuerzos , intervendrán con liderazgo en la dinámica económica, política, social y cultural de la República. ULACEX, en razón de su esencia genérica está llamada a cumplir las funciones básicas de la universidad: docencia, extensión e investigación a través de diseños curriculares que incidan en todas las ciencias humanas (con inclusión de las ciencias puras y exactas) entre las cuales hoy se podrían destacar aquellas que han fundamentado los planes y programas de estudio que, en esta primera fase de instalación y desarrollo institucional, han confluido transversalmente en la estructuración de la oferta educativa.

Nuestro Escudo

Como toda Institución Educativa y, en este caso de Educación Superior, ULACEX tiene una identidad corporativa propia, la cual la constituyen:   EL SÍMBOLO, integra e identifica en forma gráfica las tres grandes áreas a las que ULACEX orienta sus servicios educativos.

  • HUMANÍSTICA, el libro abierto, invita a concentrar los esfuerzos para nutrirse en la sabiduría. Leed y escribid: buscar y encontrar la fuente de toda verdad, compartir los logros y aportar con complacencia los elementos generados a la luz del conocimiento para motivar y promover un mejor destino de la sociedad.
  • TECNOLÓGICA, la antorcha encendida, representa la eterna luz; horizonte de toda sabiduría, fuerza y sublime energía de transformación interior. Señal simbólica inequívoca, que orienta la búsqueda de la verdad en la razón, antítesis de la oscuridad intelectual, luz que emerge desde la madre tierra para visualizarla en la universidad de su grandeza y permitirle a la existencia humana, como lo simbolizan los círculos energéticos en expansión, un sentido de voluntad y capacidad de comprender con humildad.
  • CIENTÍFICA, el compás graduado, símbolo de destreza gráfica que define la perfección, la exactitud en los juicios y sentencias intelectuales; inteligencia que permite discriminar, con extrema certeza, el límite del círculo cerrado que concentra y limita la ignorancia, con la magnitud del espacio abierto e infinito de la libertad, principio fundamental de la universalidad del pensamiento

Tres elementos simbólicos que se estructuran sobre la base de nuestra máxima latina: “ESTUDIAR ES PROGRESAR”.